Dreams

Welcome to this humble blog where I will publish about my thoughts and reflection about life. Relax and enjoy the moment.

Anuncios

Mis luceros



Pinto de colores
mis luceros,
mis mañanas
los te quiero,
los pinto a media voz.
 
Pinto con sonrisa cada instante,
una mirada constante
un suspiro,
una canción.
 
Es tu nombre con el mío
ese brillo renacido,
tu perfume,
mi carmín.
 
Son nuestros sueños
los desvelos,
mis insomnios justicieros
y las ganas de seguir.
 
Que no se acabe nunca
ese inesperado momento
de volver a coincidir,
de querernos y desgastarnos,
tan solo vive y sé feliz.

Caperucita y su gran cesta llena de naranjas.

Érase una vez un cuento al revés.

Donde la princesa era una gran luchadora, valiente y guerrera, siendo humilde de corazón y primordialmente sincera. Su infancia no fue bonita, fue una cenicienta donde vivía con sus padres.

Los infantes sus hermanos, eran tan diferentes a ella, eran muy traviesos y aventureros. Pero cada uno iba a su vereda. Ella solo una esclava más al merced de su madre.

Pobre de aquella princesa que creyendo salir de esa cárcel, iba a cumplir una condena mayor. En riesgo, su felicidad.
Un día de tantos, se le cruzó en su camino un soldado. Era apuesto, tenaz, con carácter, inteligente, astuto, controlador, celoso y muy galán. Todas las demás princesa de la región quedaban prendadas de sus encantos. Pero, la princesa no cayó tan rápido en sus redes y tuvo que esforzarse mucho más el soldado en conquistarla.


Pasaban los días y meses y decidieron celebrar nupcias. Todo cambio desde ese momento, la libertad de la princesa fue prohibida durante mucho tiempo por ese soldado, dejando atrás sus amistades, sus hobbies, ilusiones y sueños.De ese matrimonio nacieron tres bellas hijas, de diferente carácter, pero siempre brillando con luz propia y llevando el mundo por bandera.


Por trabajo, el soldado se llevaba largas y largas temporadas lejos del hogar y su familia. Sin embargo, todo ese tiempo fue educando y criando la princesa a sus tres bellas hijas. Las educó en el amor, cariño, respeto, empatía, valentía, sinceridad, lealtad, tolerancia, comprensión, reflexión y amabilidad.

Las hijas se hicieron mayores, buscaron y persiguieron sus sueños forjándose un futuro. Sin dejar de ser ellas mismas. Todas sin excepción, sufrieron por amores fallidos, pero se armaron con un gran escudo invencible para que ningún otro hombre les hiciera más daño. Y siguieron batallando con la vida que se les presentaba.


Un día el soldado ya con edad avanzada cayó enfermó y tuvo que ser intervenido por otros ilustres relacionados con el ámbito de la sanación. Por suerte, nunca le fallaron el cuidado de su esposa la princesa y sus hermosas hijas. Fue sanando poco a poco su cuerpo, pero cayó en un abismo profundo su corazón, desde aquel día que fue descubierto su engaño con una joven caperucita.

Antes de sanar, esa joven caperucita le quiso hacer un obsequio para mostrar su afecto y aprecio. Ocultando su engaño acudieron con ella sus cabritas. Al soldado, se le iluminó la mirada, le apareció la sonrisa y desapareció de forma repentina los dolores de su cuerpo. No obstante, tanto la princesa como sus hijas, no eran conscientes de dicha situación. ¿Por qué se le iluminó la sonrisa y la mirada? ¿Por qué en ese momento le desaparecieron los dolores? ¿Qué es lo que tenía que agradecer caperucita? ¿Por qué quería saber lo que había soñado con ella cuando estaba casi moribundo?


Como bien he dicho al principio, este es un cuento al revés. El desenlace es que la princesa y sus hijas descubrieron la verdad.Y el soldado que recalcaba la importancia de la verdad por encima de todo, fue prisionero de sus actos y falacias. Y sufrió la condena de la desconfianza. Tirando por la borda un amor sin medidas por una simple aventura con caperucita roja con su cesta de naranjas.


El desenlace de esta historia no se sabe todavía.

P.D. La mentira y el engaño tienen fecha de caducidad. Al final todo se descubre. Y al mismo tiempo, la confianza se muere para siempre.   


Aparecen las mentiras camufladas en falsas promesas

Los que tenemos el horóscopo cáncer tenemos un sexto sentido:la intuición.Cuando algo no va bien lo notamos en seguida, sin necesidad de hablar.

Cuando por primera vez conoces una persona y lo primero que te dice: “Por un momento te confundí con mi ex”. (Lo primero que te da por pensar es que las oportunidades que podía tener se reducen a cero desde ese momento y segundo, no ha superado lo de la ex). Pues esa situación la viví yo con un chico. 
Al principio todo es maravilloso y todo es “happy”, el problema está cuando hay distancia de por medio. Nunca antes había apostado por una relación a distancia y con ese chico, lo aposté. Aun sabiendo que tenía un pasado bastante turbio y movidito. Los primeros meses geniales, casi al llegar al año sucedían cosas extrañas, pero no le di mayor importancia. Nos veíamos cuando podíamos y vivíamos intensamente el tiempo que estábamos juntos, fuimos sumando años y la mayor parte de las veces había discusiones y que casualidad la culpa de todo siempre recaía en mí. Muchas veces me callaba para evitar discusiones, ¡qué ilusa de mí! como si evitar una discusión solucionaría los problemas que teníamos. A todo esto, intento poner a mi familia, mejor amigo/a y amigas en contra, solo era válido lo que él decía. Yo llegué a descuidarme por el simple hecho de prestarle atención a él. Un control tóxico y yo ciega .Por mucho que te digan las personas te tienes que dar cuenta por ti misma de las cosas y eres tú misma quien debe poner fin a ese infierno. Por eso decidí poner punto y final a una historia que estaba condenada a fracasar desde el principio.  Lastima que me di cuenta demasiado tarde y lo único que no regresa es el tiempo.

Pequeñas maneras de ver la vida.

Hay miradas que lo dicen todo,
y  palabras que no significan nada.
Esquinas, callejones,
balcones y camas.
Hay sonrisas fingidas y
llantos de felicidad.
También existen suspiros,
con te quieros silenciados.
Se puede trasnochar de noche,
Y amanecer con un café al alba.
Surgen fuertes latidos cuando algo logramos,
marcando la diferencia del hoy y del mañana.
Un hasta luego, transformado en hasta siempre.

¡Así es la vida!…A veces nos premia y otras veces nos enmudece.

La esencia de mi vida.

 Por ser tú quien me inspira,
la esencia,
la materia,
la composición perfecta.
Ese sueño imaginario convertido en realidad.
La profundidad  de un beso,
de nuestro amor intenso.
Esa línea de puntos,
 una perspectiva, la idea de futuro que hemos propuesto juntos.
Yo solo te digo que un grabado en mi corazón tengo y es todo el amor que proceso por ti.
Usando con un rojo carmín el tono perfecto de la pasión.
Con el color de tus labios
Y el equilibrio perfecto de dos cuerpos en un son de llamas de fuego y puro amor.
Haciendo la sinfonía perfecta.
 Poder fotografiarte de memoria,
Suspirar por tu cuerpo,


Y seguir teniendo más ganas de ti.

Ciudadanos callejeros

Cuenta la leyenda que son delirios de Carnavales,
jóvenes valientes,
luchadores en la calle.
Arruinados de esperanzas,
por unos miserables, enchaquetados
y cobardes, hombres de dinero.
En honor a esos pobres de la calle,
Transeúntes que sin nada que comer …se dan la mano.
Sin tener ni siquiera un techo,
 refugiándose entre cartones,
durante un frío invierno.
Y tan solo contando,
 con el apoyo de sus compañeros.
Puesto que los falsos y mangantes,
ladrones y politiqueros,
se apropian del poder,
A costa de robar su dinero.
El poder del pueblo ha levantado,
El caso de una anciana,
 que encontrándose en su casa
Y por no poder pagar a hacienda
Los malditos y cabrones
La casa le han quitado.
Padres de familia, jóvenes y ancianos,
SON LOS CIUDADANOS CALLEJEROS.